La naturaleza como elemento de creación

Maceta Jade, Diamantina & La Perla

Podría decirse que la mayoría de energía que se concentra en un lugar radica en lo que este expone, las percepciones y sensaciones de cada espacio son diferentes y es poco común estar en sitios determinados sin al menos expresar algo del mismo. Los patrones constantemente cambian, es así como establecemos afinidad y gustos por diferentes cosas; los objetos y piezas con formas ambiguas y a su vez simples han evolucionado la manera de ver y conectar con lo material, ahora se trata de todo un concepto basado en las experiencias e identidad de las personas.

Los ambientes han mutado para ser auténticos, el diseño mobiliario ha transformado la industria y cada vez más se ofrecen productos que reinventan el habitar. La naturaleza se ha vuelto un elemento de peso en los espacios; jardines y plantas son objetos característicos de decoración, es así como la unión de piezas atemporales con la vegetación transforma lo común en inusual. Jade es una creación de Diamantina & La Perla, está maceta de formas geométricas y puntas marcadas irrumpe por lo diverso en su estilo, materiales como el mármol, la cerámica y el hierro contrastan con el verde fresco de las plantas.

 

Lo auténtico y estético de esta composición hace de Jade un referente imponente de creatividad y cultura, el arte y el diseño se basa también en la apreciación e inspiración que los elementos generan en los demás, es así como está maceta se impuso en diferentes canales abiertos de difusión como Design Wanted y NOTCOT, estos colectivos informativos forman comunidades interesadas en temas como arquitectura, diseño, tecnología y demás tendencias afines.

Diamantina y la perla con un criterio único y original sobre el interiorismo basa sus productos en los detalles, todos estos pensados para destacar lo significativo de los objetos.


Apropiación de espacios a través del mobiliario

“Cada objeto cuenta una historia”- Henry Ford

By. Manuela Motta

Una enorme riqueza de patrones estructurales, geométricos y orgánicos interactúan con el habitar, creando un universo de posibilidades en el ser para hacer.

Actualmente estamos en la cúspide de la revolución del mobiliario, diseñando elementos que transforman una atmósfera para crear experiencias sensoriales y emocionales, encontrando múltiples funcionalidades sin dejar de lado la noción para lo que fue creado, pasamos de la forma como definición de función a otorgarla con contenido y comunicación entre humano, objeto y entorno.

Diamantina y la perla reinventa el mobiliario en joyas únicas para el hogar, apropiación de los espacios.

La evolución del habitar es una manera de apropiarse del mundo, crear un vínculo emocional con todo aquello que es familiar a nosotros, ya sea porque nos evoca un recuerdo, es semejante a nuestra identidad o nos abre la posibilidad de interactuar con otros.

Con el tiempo, vamos creando un apego y nos aficionamos con objetos que dan pie a un tema de conversación, hacemos que conserven un lugar importante porque tienen una historia incorporada, una simple silla puede convertirse en lo que quieres que te hereden porque era la que tu abuela siempre usaba para tejer.

El amoblamiento cambia de perspectiva si impacta al usuario, la mejor manera de estar a gusto en un ambiente es con la composición de objetos ergonómicos, diseñados partiendo desde la usabilidad, dando como resultado el confort y la concepción de conexiones.

Espacios vivos y mobiliario complementario para el hogar.

Mobiliario que transforma espacios generando un ambiente que se adapta a nuestro ser, está relacionado con lo que Diamantina y La Perla refleja en sus creaciones, así como el grandioso vínculo que tienen con productores artesanos, quienes conservan la esencia que los define, siendo fuente inspiradora para la creación de lo que trae consigo una nueva historia o un recuerdo.

Sin importar ideologías políticas, sociales o económicas, es inevitable no establecer una relación con el entorno en el que habitamos, por la interacción con piezas que tienen características propias, que están allí para dar calidez, transformar o llenar un vacío, creando escenarios que invitan a desarrollar una acción.

Aquello que mantiene su esencia intacta con el paso de los años, encierra relatos increíbles, producto de la pasión, apropiación del espacio y conexión con el ser.

 


lamparas tendencias del pasado

Objetos decorativos

El pasado como tendencia

La inspiración y conexión que se da entre el usuario y un producto determinado es fundamental, todo parte desde el momento en que se crea la necesidad y el fin para el que será destinado dicha pieza; es así como los objetos decorativos terminan siendo protagonistas en distintos espacios, su utilidad y versatilidad los hacen tan indispensables, que como activos compradores estamos constantemente en esa búsqueda insaciable de elementos que nos identifiquen y reflejen un poco de nuestra personalidad.

Diamantina & La Perla es una marca de mobiliario que ve en sus creaciones lo real de las formas, cada una de estas con un significado relevante desde el concepto, material y apliques.

El pasado como tendencia ha venido evolucionando desde que se consolidaron, consideran este diferenciador como un valor agregado no solo de marca, ya que la mayoría de sus productos se fusionan entre antiguos y modernos estilos.

Apropiarse de los espacios, transformarlos y convertirlos en experiencias y sensaciones que varían según la persona que lo habite, va muy ligado a lo que Diamantina & La Perla refleja a través de los detalles y terminaciones que le da a piezas auténticas elaboradas artesanalmente.

Este proceso manual de formación y materialización de las ideas se va estructurando así mismo durante el camino, dando como resultado final una joya única creada y pensada para el hogar y los espacios; es así como el mobiliario actual se complementa con memorias antepasadas que distinguen lo original y estético del arte y el diseño.

“Un hombre que trabaja con sus manos es un trabajador; un hombre que trabaja con sus manos y su cerebro es un artesano; pero un hombre que trabaja con sus manos y su cerebro y su corazón es un artista.”

Louis Nizer

Guardar


mobiliario diamantina y la perla

El arte del vitral

Piezas diseñadas por artesanos

El arte del vitral, la creatividad es una bondad con la que se nace, desde pequeños empezamos a mostrar rasgos significativos que poco a poco enseñan algo de nuestra personalidad; descubrir el arte a través de la creación es una característica que destaca los artesanos, las manualidades son procesos detallados que forman objetos y piezas para complementar los espacios.

El arte del vitral es una técnica antigua que consiste en la unión de cristales con diferentes formas, tamaños y colores, soportados por estructuras en hierro; la geometría prima en estos diseños, lo que actualmente es bastante llamativo y crea conexión con los usuarios, debido a las tendencias que se han impuesto comercialmente.


Un vitral puede ser el objeto que deseemos, sus fragmentos nos dan la posibilidad de construir y personalizar a nuestro gusto. Elementos decorativos como funcionales, creamos con estos cristales de colores, tomando su esencia de la antigua Egipto y Mesopotamia, donde se empezó este arte, moldeando piezas de cristal transparente.

Diamantina y La Perla es una marca de mobiliario que une conceptos para crear joyas únicas para el hogar, es así como terrarios, lámparas y decorativos son pensados para hacer de los ambientes algo único, con un toque de arte manual. La materialización es un proceso que se inicia con bocetos y pruebas de corte para finalmente obtener piezas diferentes entre sí.

El arte y el diseño funcionan de forma cíclica, toman como esencia las ideas que marcaron la historia del hombre, acompañados de técnicas utilizadas en la actualidad, para convertirse en piezas hechas arte, detalle a detalle en Diamantina y la Perla.